domingo, 31 de mayo de 2015

Bogotacrinus scheibei, un crinoideo del Devónico de Colombia


Durante los millones de años que lleva la vida abriéndose paso en nuestro planeta han existido miles de extrañas e increíbles criaturas que habitaron todos los ecosistemas y que han llegado hasta nuestros días  en forma de fósiles, 

Fauna marina del Devónico: Crinoideos, Braquiópodos, Trilobites, Belemnites, Corales, Ammonites y Peces Placodermos

Y precisamente en esta entrada quiero rescatar un estudio que habla precisamente  de una de  esas “extrañas” criaturas cuyos fósiles han sido hallados en nuestro país  y que recibe el nombre de Bogotacrinus schubei  un  invertebrado marino del Devónico perteneciente a una de la más exitosas clases de animales que habitaron los mares paleozoicos de nuestro planeta, los Crinoideos (Crinoidea) , verdaderos “fósiles vivientes” que han sobrevivido hasta nuestros días habitando en prácticamente todos los mares y océanos de nuestro planeta.
Pero, ¿que son los   Crinoideos?
Como indicábamos anteriormente son una Clase de invertebrados totalmente marinos pertenecientes al Filo Equinodermata  (Equinodermos),  en el que también se agrupan especies conocidas comúnmente como estrellas de mar, pepinos de mar y erizos de mar entre otras muchas, siendo los crinoideos los equinodermos más antiguos de los que existen actualmente.
Son pentámeros y su endoesqueleto está formado por numerosas placas de calcita que están unidas mediante suturas tanto rígidas como flexibles, y  que se divide en tres partes claramente diferenciadas:
-El pedúnculo o tallo, que sustenta la corona y permite la fijación del organismo al estrato marino.
-El Cáliz, donde se alojan las vísceras del animal, y que termina en cinco brazos ramificados denominados pínnulas.  
-El Aparato Braquial, compuesto por las antes mencionadas pínulas encargadas de filtrar el alimento, que se basa en zooplancton que incluye foraminíferos, pequeños crustáceos y moluscos y fitoplancton.

Suele emplearse el término Corona para referirse al conjunto cáliz más el aparato braquial.
Historia evolutiva
El registro fósil indica que los crinoideos aparecieron en el Ordovícico inferior sufriendo una gran diversificación durante el resto del paleozoico donde fueron muy abundantes, llegando a describirse hasta el momento más de 5.000 especies fósiles,   aunque hoy sobreviven poco más de 600 especies.
Formaron parte importante de la fauna bentónica del paleozoico que incluía otros organismos que habitaban el fondo de los ecosistemas acuáticos tales como braquiópodos, trilobites, corales, moluscos y briozoos, hasta que la extinción de finales del Pérmico causó la desaparición de los cuatro órdenes que habían existido durante todo el paleozoico: Cladida, Flexibilia, Camerada y Disparida. 

Distribución estratigráfica y relaciones entre los principales clados reconocidos de crinoideos. Tomado de
M.J. Simms & G. D. Sevastopulo. “The origen of Articulate Crinoids”. Palaeontology, Vol. 36, 1993, pp 91

La extinción de estos Órdenes  plantea un problema a la hora de explicar el origen, filogenia y evolución del orden Articulata que surgió en el triásico inferior y constituye el único orden actual. Los Articulata se encuentra representado por dos tipos morfológicos: los pedunculados, conocidos también como “lirios de mar”  que incluyen unas 80 especies vivas y que se caracterizan por vivir fijos en el fondo marino por medio de un pedúnculo segmentado de naturaleza calcárea,  suelen encontrarse  mayoritariamente por debajo de los 200 m de profundidad. El otro tipo, los comatúlidos, más conocidos como “estrellas plumosas” carecen de pedúnculo en edad adulta y se mueven libremente por  las corrientes oceánicas por encima de los 200 m.

Lirios de mar


Estrellas plumosas


Bogotacrinus scheibei  un crinoideo del Devónico de Colombia
Bogotacrinus scheibei, Schmidt, 1937, en el que se aprecia la ramificación de sus brazos y la mala conservación del Cáliz. Holotipo en las colecciones del Museum für Naturkunde Berlin (Paläontologisches Museum)

El primer hallazgo se remonta al año 1917, cuando el geólogo alemán Roberto Scheibe encontró en la Quebrada Honda, un afluente del Río Guatiquía , al norte de la ciudad de Villavicencio, un guijarro de unos 10 centímetros de diámetro que contenía restos relativamente completos de un crinoideo que fue estudiado por W.E. Schmidt en 1938 y que fue denominado Bogotacrinus scheibei, un crinoideo Dicíclico (es decir  las placas genitales están en contacto con el ano, formando un anillo continuo entre las que se encuentran intercaladas las oculares, que no tienen contacto con el ano) perteneciente a la clase extinta Camerata.


Nuevos fósiles de Bogotacrinus scheibei del Devónico de Floresta. Fotografía cortesía Mario Moreno, Geólogo Universidad de Caldas.

En 1981 S. Barret  recolecta dos especímenes de Bogotacrinus scheibei, en la Formación Floresta que aclaran la edad y la estructura del cáliz de Bogotacrinus, hay que anotar que  en el primer estudio de 1938 se pensó que este crinoideo podía haber vivido en el Silúrico o Devónico inferior, pero que gracias a estos nuevos hallazgos pudo determinarse que la edad correcta para el fósil era el Devónico medio.


Periodo Devónico, hace 370 millones de años
 Los nuevos hallazgos muestran además  la estrecha relación de Bogotacrinus con Pterinocrinus del Devónico inferior – superior de Norte América y Europa occidental y Ampurocrinus del Devónico inferior de Bolivia lo que da origen a una nueva familia: Pterinocrinidae (McIntosh, 1987), esta nueva familia de crinoideos Camerata se caracteriza por que sus especies tienen el cáliz bajo y otras características en sus brazos ramificados (los braquiales presentan pínnulas a ambos lados). La familia se originó en Europa occidental y posteriormente migró al Sureste de las  Américas durante el devónico inferior y hacia el noreste de la cuenca de los Apalaches en el Devónico superior.
Las especies halladas en Suramérica son endémicas y no han sido halladas en Europa o Norteamérica.

Bogotacrinus scheibei, reconstrucción de los brazos, según W. E. Schmidt 1938. Tomado de L.G.Durán “Historia Geológica de Colombia”. Revista de la Academia Colombiana de Ciencias, Vol. XI, Nº 43 p 148

A continuación comparto con ustedes un excelente video para todos aquellos que quieran conocer más sobre los crinoideos actuales. El video - documental ha sido realizado por Jhon Freddy Estupiñan de la Universidad Nacional de Colombia y se titula "Crinoideos: la elegancia en el mar"

  

Referencias:
M.L Martínez Chacón y Pascual Rivas Carrera. 2009. Paleontología de invertebrados. Editorial Universidad de Granada. 2009  pp 464 – 475
M.J. Simms & G. D. Sevastopulo. “The origen of Articulate Crinoids”. Palaeontology, Vol. 36, Part 1, 1993, pp 91 - 109, 1pl.
L.G.Durán “Historia Geológica de Colombia”. Revista de la Academia Colombiana de Ciencais, Vol. XI, Nº 43 pp 137 – 191
George C. McIntosh.  “Review of the Devonian Camerate Crinoid Bogotacrinus scheibei Schmidt from Colombia” Journal of Paleontology, Vol. 61, No. 4 (Jul., 1987), pp. 750-757
Web:
Crinoideos: las estrellas de mar plumosas y lirios de mar. Web Ciencia y Tecnología. [http://cienciaybiologia.com/crinoideos-las-estrellas-de-mar-plumosas-y-lirios-de-mar/] 22.03.2014
Wikipedia

Mapa periodo Devónico http://cpgeosystems.com/globaltext2.html

Las fotografías del "Lirio de mar" y "Estrella plumosa" han sido scadas del sitio Flickr

Todas las imágenes y fotografías aquí publicadas son propiedad de sus respectivos autores.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peces devónicos de Colombia, diversidad en los mares y ríos de hace 410- 355 millones de años.

Cada período en el que se divide la historia geológica de nuestro planeta nos cuenta un capítulo importante en la evolución de la vida, y ...