domingo, 26 de agosto de 2012

Dinosaurios en Colombia I parte, saurópodos y terópodos


Debido a  la escasa información que existe sobre los hallazgos de dinosaurios en nuestro país, vamos a publicar en este Post, la información relacionada con estos importantes descubrimientos, los cuales se remontan a la primera mitad del siglo XX y que nos cuentan como Colombia estuvo habitado en el Cretácico inferior no solo por impresionantes reptiles marinos,  sino también por colosales dinosaurios y pterosaurios, que surcaban los cielos durante el Mesozoico.


Saurópodos, Cretácico Inferior 125 - 130 millones de años



Una gran noticia se dió a conocer en abril del 2011, cuando se confirmo que dos cabezas femorales halladas en la loma La Carolina, Villa de Leyva en el año 2005 fueron descritas como pertenecientes a un dinosaurio saurópodo del Cretácico inferior.

Se estima que el gigantesco herbívoro pudo alcanzar entre 12 y 18 m. de longitud, aunque desgraciadamente los restos son muy escasos para poder dar una descripción más completa del animal, solo nuevos hallazgos en la zona aclararan que grupo de saurópodos habitó esta zona del pais hace 130 millones de años.



 Infografía del periódico “El Espectador” donde se detalla al saurópodo de Villa de Leyva hallado en 2005, se mencionan además, los hallazgos del Magdalena y Tolima, comentados en este Post.



Una de las dos cabezas femorales pertenecientes al dinosaurio saurópodo hallado en cercanías de Villa de Leyva, es inspeccionada por la Dr. María Páramo



Un Saurópodo aparece durante una excavación petrolera en el departamento del Cesar

Anterior al hallazgo del 2005, y durante unas excavaciones realizadas por la petrolera Tropical Oil Company, se halló una vértebra de un dinosaurio saurópodo (Fig. 1) en el municipio de La Paz, departamento del Cesar y que fue recolectada para la UCMP por Durham J.W. y Colley, B.B. el 8 de abril de 1943.


Fue descrita en el artículo “A sauropod dinosaur from Colombia” publicada en el Journal of Paleontology en 1955 por los paleontólogos norteamericanos Langston, W, Jr., y Durham, J. W. en ese entonces profesores de la Universidad de Texas y del Departamento de Paleontología de la Universidad de California (Berkeley) respectivamente.


Ilustración de la vértebra de saurópodo descubierta en la Paz (Cesar) tomado de
Langston, W, Jr., and Durham, J. W. 1955. “A sauropod dinosaur from Colombia”. Journal of Paleontology. 29:1047-1051

La pieza se encuentra catalogada con el número 37689 y permanece, - al igual que cientos de fósiles colombianos - en el Museo de Paleontología de la Universidad de California (UCMP Berkeley). 

Como podemos ver en la ilustración, la vértebra carece del lado transversal izquierdo además de estar quebrada en dos secciones. Se estima que la vértebra pertenece a un dinosaurio saurópodo que habitó en el Cretácico inferior, es decir hace unos 130 millones de años, lo que lo haría "contemporáneo" del dinosaurio hallado en Villa de Leyva.

Aclaración:

Se debe aclarar que los restos mencionados se encontraron en la Paz en el Departamento del Cesar y no en el departamento del Magdalena (como a menudo es citado).  Es cierto que cuando se recolectaron las muestras, el municipio de La Paz pertenecía al departamento del Magdalena, pero en 1967 es creado el departamento del Cesar (escindido del departamento del Magdalena) y el municipio de La Paz queda incluido en esta nueva división política.


 Terópodos, Cretácico Superior 70 - 65 millones de años

 Primeros reportes, Dientes en Payandé (Tolima) y huellas en la cordillera oriental

Anterior a los hallazgos de saurópodos de Villa de Leyva y del Cesar, hemos de mencionar que en la publicación “Bosquejo de Paleontología en Colombia”, escrita en 1936 por el profesor Gerardo Botero Arango, se puede leer lo siguiente:
“Se encuentran en el Museo del Instituto de La Salle en Bogotá dos dientes (fig. 1), al parecer de dinosaurios procedentes del cretáceo de Payandé (Tolima), cita también don Santiago Cortés en sus Estudios de Paleontología Colombiana el hallazgo de huellas fósiles de reptiles en las formaciones de la Cordillera Oriental.”

Fig. 1
Fig.2



Figuras 1 y 2. Supuestos dientes hallados en Payandé (Tolima). Tomado de Botero Arango Gerardo 1936. “Bosquejo de Paleontología en Colombia”
A falta de ser corroborada la información de los dientes de Payandé, hemos de anotar que esta localidad se encuentra a unos 62 kilómetros de Ortega, de donde proceden los dientes que comentaremos más adelante.


Aclaración:

Después de la publicación de este Post, el geólogo Mario Moreno Sánchez me explicó que el "diente" de la figura 1 forma parte de la colección que fue vendida a la Universidad de Caldas después de la muerte del profesor Gerardo Botero Arango y nos informa que realmente este fósil no pertenece a un diente, ya que su estructura y composición indica que es un fragmento de concha de un cefalópodo, para corroborarlo nos envía una fotografía reciente del fósil donde se puede comprobar que efectivamente su estructura no corresponde con la de un diente (Fig. 3);


 (Fig 3) fotografía reciente de unos de los "dientes" hallados en Payande, el fósil se ha identificado como perteneciente a un Cefalópodo y no a un dinosaurio tal y como se menciona en el tratado de 1936. 
(Imagen cedida por el Geólogo Mario Moreno Sánchez)

Lo que sí podemos confirmar es que la información que se menciona en dicho tratado de 1936 donde se reportan huellas fósiles provenientes de la cordillera oriental, es correcta ya que en los últimos años han sido descubiertas icnitas, o lo que es lo mismo huellas fosilizadas de dinosaurios en esa región y que serán estudiadas en nuestro siguiente Post.


Dientes de terópodos son hallados en el Alto Magdalena

Los restos de dinosaurios del Cretácico Superior en los afloramientos del norte de Gondwana, que incluye el actual territorio colombiano, son extremadamente raros, en contraste con el importante registro de dinosaurios del sur de esta antigua masa terrestre, tal y como lo demuestran los hallazgos de dinosaurios de Argentina, Brasil, Sur de África y Madagascar.
Se han identificado restos de dinosaurios del Cretácico superior (Maastrichtiense) procedentes del Alto Magdalena (Ortega, Tolima), que proporcionan nueva y valiosa información de esa época sobre la fauna del norte de Gondwana. 

El hallazgo consta de tres dientes (Fig. 3 y 4) hallados en 1949 pertenecientes al suborden Theropoda o terópodos, dinosaurios saurisquios que habitaron nuestro planeta desde el Triásico superior hasta el Cretácico superior. Los terópodos se caracterizaban por su dieta carnívora, gracias a sus afilados dientes y garras además de ser bípedos, es decir que corrían apoyados en sus patas traseras.

Todos los dinosaurios carnívoros, - como Giganotosaurus hallado en Argentina, el más que famoso Tyranosaurus rex, o el más pequeño Bambiraptor, de solo dos kilos de peso y 30 centímetros de alto, al igual que los dinosaurios emplumados de los cuales descienden las aves -pertenecieron al grupo de los terópodos.


Una revisión en profundidad de los dientes de este afloramiento, realizada por el paleontólogo argentino Martín Ezcurra del Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires y publicada en el año 2009 en la publicación científica Cretaceus Research concluye que los dientes pertenecen a por lo menos dos familias de terópodos;.

Abelisáuridos 

La primer familia identificada correspondería a un Abelisauridae, grupo de dinosaurios carnívoros ceratosaurianos, caracterizados por presentar ornamentación como cuernos y crestas en sus cráneos, y que han sido hallados en África, Sur América, India y Madagascar, eran animales de patas robustas, cráneo pequeño y extremidades inferiores vestigiales, es decir habían perdido su función original. La mayoría de las espcies conocidas habrían tenido un largo de entre 5 a 9 metros de longitud.


Fig. 4. Diferentes ángulos de los dos dientes provenientes del Cretácico superior de la localidad Ortega (Tolima) identificados como Abelisáuridos (modificado de 
Martín D. Ezcurra . “Theropod remains from the uppermost Cretaceous of Colombia and their implications for the palaeozoogeography of western Gondwana”. Cretaceous Research; Volume 30, Issue 5, October 2009, Pages 1339–1344)


A diferencia de la gran mayoría de terópodos como Allosaurus, que tenían dientes curvados tanto en la parte frontal como en la parte posterior, los Abelisáuridos los tenían curvados en la parte frontal pero rectos en la parte posterior, lo que indica que estaban diseñados para rebanar, más que para sostener la presa entre sus dientes. Esta característica podemos apreciarla en la fotografía superior (Fig. 4).



Algunos dinosaurios pertenecientes a la familia Abelisauridae




Carnotaurus, un abelisáurido del Cretácico superior hallado en Argentina



Dromeosáuridos

 La segunda familia se describió al hallarse en los dientes características observadas solamente en los dinosaurios Unenlagiinae, una subfamilia de terópodos similares a las aves hallada en Argentina y Madagascar pertenecientes a la familia Dromaeosauridae que incluye dinosaurios manirraptores cubiertos de plumas y que han sido encontrados en Norteamérica, Europa, África septentrional, Japón, China, Mongolia, y las ya mencionadas Madagascar y Argentina.








Fig. 5. Diente del Cretácico superior de la localidad Ortega (Tolima) identificado   como Dromeosáurido (modificado de Martín D. Ezcurra . “Theropod remains from the uppermost Cretaceous of Colombia and their implications for the palaeozoogeography of western Gondwana”. Cretaceous Research; Volume 30, Issue 5, October 2009, Pages 1339–1344)



Algunos dinosaurios pertenecientes a la familia Dromaeosauridae incluyendo especies pertenecientes a la familia Unenlagiinaee


En este artículo se detalla la descripción de cuatro especies pertenecientes a la familia Unenlagiinae, - a la que supuestamente pertenece uno de los dientes hallados en Ortega (Tolima) - provenientes de Argentina que incluye Austroraptor, Buitreraptor, Neuquenraptor y Unenlagia. 

Tal y como se comento antes, los miembros de estos clados también están presentes en el sur y centro de América del Sur, Madagascar, el norte de África y la India, lo que indica una amplia distribución en el oeste y centro de Gondwana durante el Cretácico Superior.

En cuanto a América del Sur, es de anotar que el Abelisáuridae y el posible Dromaeosauridae, hallados de Ortega, amplían el hábitat temporal para estas especies.


Reconstrucción especulativa del abelisáurido hallado en Ortega (Tolima) basada en Majungasaurus e Indosuchus (sacada del sitio DeviantART cortesía © Zimices)  



Reconstrucción especulativa del dromeosáurido hallado en Ortega (Tolima) basada en raptores pertenecientes a la misma familia (sacada del sitio DeviantART cortesía © Zimices)



Gondwana durante el Cretácico Superior, hace 70 millones de años. Se indican los sitios donde se han hallado restos de abelisáuridos y dromaeosáuridos.


      
Hallazgos en los últimos años

En la conferencia dada por el Dr. Carlos Jaramillo y publicada en el Post El colombiano de los fósiles, se hace mención del hallazgo en 2008 de huesos de dinosaurio llevados a cabo por el paleontólogo canadiense Hans Larsson (Universidad McGill de Montreal) en Zapatoca (Santander)

 

 

En el artículo “Reporte de huellas de dinosaurios en el santuario de fauna y flora de Iguaque, en cercanías de Chíquiza (Boyacá, Colombia)” se mencionan los siguientes hallazgos: 

De la formación Yaví (Cretácico Inferior) cerca a Dolores (Tolima) y a Aipe (Huila) se han hallado fragmentos de huesos cuya estructura sugiere correspondencia con huesos de dinosaurio.

 

De la formación Palanz (Cretácico Inferior), en la alta Guajira, durante un curso de campo de la Universidad de Caldas, se halló un diente (Fig. F) de 4 cm de longitud de un posible terópodo.

 


(Fig. F) Diente de 4 cm de longitud de un posible terópodo del Cretácico de la alta Guajira (Formación Moina)
(Imagen cedida por el Geólogo Mario Moreno Sánchez)

 

 


Agradecimientos:

Quiero agradecer de forma muy especial al geólogo Mario Moreno Sánchez por sus aclaraciones respecto a la definición correcta como departamento del Cesar y no del Magdalena para el hallazgo de la vértebra del saurópodo hallado en los años cuarenta, y por aclararnos que uno de los “dientes” de Payandé pertenece realmente al fósil de un cefalópodo y no a un dinosaurio. Así mismo agradezco su cortesía al enviarnos las fotografías correspondientes a las Figuras 2C y  Figura 5. 


Referencias Web:

Botero Arango Gerardo 1936. “Bosquejo de Paleontología en Colombia”
 


Langston, W, Jr., and Durham, J. W. 1955. “A sauropod dinosaur from Colombia”. Journal of Paleontology. 29:1047-1051.


Martín D. Ezcurra . “Theropod remains from the uppermost Cretaceous of Colombia and their implications for the palaeozoogeography of western Gondwana”. Cretaceous Research; Volume 30, Issue 5, October 2009, Pages 1339–1344

Moreno Sánchez M., Gómez Cruz A., Gómez Tapias J. “Reporte de huellas de dinosaurios en el santuario de fauna y flora de Iguaque, en cercanías de Chíquiza (Boyacá, Colombia)”. Boletín de geología Vol. 33 Nº2, julio – diciembre de 2011

F.A. Gianechini & Sebastian Apesteguia, 2011. “Unenlagiinae revisited: dromaeosaurid theropods from South America”. Anais de Academia Brasileira de Ciencias 83(1): 163-195.


Créditos Ilustraciones:

Infografía Periódico El Espectador

Familia Abelisauridae  Web  deviantART  (http://atrox1.deviantart.com/art/Abelisauridae-159986785)


Mapa Cretácico inferior  © Ron Blakey  (http://www2.nau.edu/rcb7/)

Wikipedia (www.wikipedia.org)


Todas las imágenes y fotografías aquí publicadas son propiedad de sus respectivos autores.






 

Print Friendly and PDF