Acherontisuchus guajiraensis, el cocodrilo de Aqueronte


Acherontisuchus es un género extinto de cocodrilos que habitaron junto a la gigantesca Titanoboa el noreste de Colombia durante el Paleoceno medio, hace aproximadamente 60 millones de años y constituye el segundo dirosáurido encontrado en la formación Cerrejón, 

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Subclase: Diapsida
Suborden: Crocodylomorpha

Sin clas.: Mesoeucrocodylia
Familia: Dyrosauridae
Genero: Acherontisuchus
Especie: A. guajiraensis
   
Etimologia: Acherontisuchus guajiraensis ("cocodrilo de Aqueronte de la Guajira) 


Comparación entre las mandíbulas A. guajiraensis. parte superior y  
 Cerrejonisuchus improcerus, parte inferior. (Fotografía 1)

Descripción:

Acherontisuchus es conocido por el hallazgo de cinco especímenes, incluyendo dos mandíbulas inferiores, fragmentos de la mandíbula superior, fragmentos de cuatro dientes, dos costillas, un segmento superior de la columna vertebral, una vértebra sacral, falsas costillas parciales, un hueso coxal parcial, un fémur, y un metatarso de la pata, proveniendo todos estos restos de la formación Cerrejón del noreste de la actual Colombia, en el departamento de La Guajira, siendo descritos en 2011 por un equipo estadounidense dirigido por Alex Hastings en ​​la publicación científica Paleontology junto a Jonathan Bloch y Carlos A. Jaramillo. 

Acherontisuchus fue encontrado en varias capas entre las vetas de carbón, dándole una amplia distribución temporal a través de la formación. Tal y como lo comentabamos antes, otro dirosáurido más pequeño llamado Cerrejonisuchus improcerus fue descrito en la misma zona en el año 2010, pero sólo está presente en una única capa de la formación.

Acherontisuchus es considerado como un dirosáurido de hocico largo, o longirrostrino. Su hocico es más corto que el de Dyrosaurus, Atlantosuchus, Rhabdognathus y Congosaurus
Algunos de sus dientes tienen pronunciadas ranuras en ambos lados. La mandíbula superior es más ancha que alta. 
Se ha estimado el tamaño de su cabeza en unos 72 - 86 centímetros de largo, un tamaño medio para un dirosáurido. Crecía hasta un tamaño relativamente grande comparado a otras especies de su familia, entre 4.66 a 6.46 metros de largo.


Hastings muestra un hueso de la pelvis de A. guajiraensis. Otros de los hallazgos fósiles incluyen partes de la mandíbula inferior y superior, así como los dientes, las costillas y un dedo del pie. (Fotografía 2)

Paleobiología

Acherontisuchus vivió en los hábitats de agua dulce y de selva tropical que existieron en el norte de Colombia durante el paleoceno, alimentándose primordialmente de peces gracias a su hocico largo y estrecho, similar al de los actuales falsos gaviales. Otros miembros de su familia, los dirosáuridos como Guarinisuchus eran también piscívoros, pero de vida mayormente oceánica, mientras que esta especie, indica que el grupo tras la extinción del límite Cretácico-Terciario empezó a rellenar nichos ecológicos vacíos, en este caso "regresando" a los ecosistemas fluviales. 
Como los crocodilianos actuales, los dirosáuridos eran capaces de controlar su grado de inclinación y flotabilidad en al agua contrayendo los músculos que se extienden entre el abdomen y la cadera. Una proyección de hueso en la parte posterior de la cadera llamada el eje isquial sirve como ancla para los músculos que controlan la inclinación. Acherontisuchus tenían un delgado eje isquial, lo que sugiere que los músculos que controlan su posición en el agua estaban menos desarrollados. Los dirosáuridos oceánicos evolucionaron un avanzado sistema de corrección de la inclinación como una adaptación a las duras corrientes oceánicas. 
Dado que Acherontisuchus vivía en un ambiente de agua dulce poco profunda, tenía menos necesidad de controlar su posición.

Reconstrucción del hábitat de A. guajiraensis
al fondo, Titanoboa, la serpiente más grande del mundo


Basándose en la forma de sus costillas y huesos de sus extremidades, Acherontisuchus probablemente tenía fuertes músculos a lo largo de su espalda y en sus miembros posteriores como para permitirle moverse en tierra. Probablemente vivía en ríos que estaban alejados del océano. 
En estos ríos de tierra adentro, Acherontisuchus probablemente se alimentaba de peces dipnoos y anguilas. Este crocodilomorfo grande coexistía con la serpiente más grande conocida en el mundo, Titanoboa de 1,2 toneladas de peso, con la que pudo haber competido ocasionalmente por el alimento. Hastings escribió: "Con seguridad, los ejemplares más jóvenes corrían riesgos con Titanoboa, pero los más grandes podrían haber sido demasiado para la serpiente de 13 metros."

El investigador del Museo de Historia Natural de Florida, Alex Hastings, tomando las medidas de la mandíbula de A. guajiraensis. (Fotografía 3)

Filogenia

Acherontisuchus está cercanamente relacionado a otros dirosáuridos tanto de África como de América. El análisis filogenético desarrollado en su primera descripción científica situó a Acherontisuchus en un clado derivado de dirosáuridos que incluye a Hyposaurus de Norteamérica, Congosaurus, Atlantosuchus, y Rhabdognathus de África, y Guarinisuchus de Suramérica. Las relaciones entre los dirosáuridos no están bien resueltas, por lo que Acherontisuchus fue colocado en una politomía con Hyposaurus, Congosaurus, y un grupo que contiene a otros parientes cercanos. Acherontisuchus tenía varias características primitivas que lo distancian de otros miembros del derivado clado de dirosáuridos, incluyendo dientes uniformemente espaciados y una amplia conexión entre las dos mitades de la mandíbula inferior.

Los investigadores del Museo de Florida, en la Formación Cerrejón. (Fotografía 4)


video
Video explicativo del Museo de Historia Natural de Florida (En inglés)




Aclaración:

El Post es una transcripción del artículo publicado en Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Acherontisuchus) [Última consulta 13.04.2012] 


Referencias Web


Hastings, A.K., Bloch, J., & Jaramillo, C.A. (2011). «A new longirostrine dyrosaurid (Crocodylomorpha, Mesoeucrocodylia) from the Paleocene of north-eastern Colombia: biogeographic and behavioural implications for new-world dyrosauridae». Paleont. 54 (5):  p. 1095-1116.

Jennifer Viegas. Crocodile Ancestor Found Near World's Largest Snake. Discovery News. 14.09.2011

Descubren en Colombia un cocodrilo extinto que fue rival de la mayor serpiente de la historia. Web de noticias www.colombia.com. (http://www.colombia.com/tecnologia/noticias/sdi/22490/descubren-en-colombia-un-cocodrilo-extinto-que-fue-rival-de-la-mayor-serpiente-de-la-historia) [Última consulta 13.04.2012] 


Créditos fotografías:

Reconstrucción de A. guajiraensis  por Danielle Byerley (Museo de Historia Natural de Florida)

Fotografías 1,2 & 3 por Kristen Grace (Museo de Historia Natural de Florida)

Fotografías 4 por Edwin Cadena (Museo de Historia Natural de Florida)


Todas las imágenes y fotografías aquí publicadas son propiedad de sus respectivos autores.








 



Comentarios

Entradas populares