sábado, 6 de julio de 2013

Fauna de La Venta, Reptiles (lagartos) Paradracaena colombiana


Uno de los grupos más importantes de vertebrados que han sido hallados en el área de La Venta, son los reptiles, representados por varias especies entre los cuales encontramos lagartos antecesores de los que actualmente habitan la cuenca del río Magdalena, así como varios tipos de serpientes entre los que destacan boas correspondientes al género Eunectes, al que pertenece la actual anaconda; y las especies más llamativas debido a su variedad y tamaño: tortugas acuáticas y terrestres provistas de grandes caparazones y varias especies de cocodrilos que llegaron a alcanzar gran tamaño, como el gigantesco Purussaurus, un superdepredador del mioceno que ha sido hallado también en Venezuela, Perú y Brasil.

Dracaena guianensis 

 Después de esta breve introducción sobre los reptiles hallados en La Venta, vamos a describir en esta entrada a Paradracaena colombiana, un lagarto de la familia teiidae, reptiles escamosos de cuerpo alargado que actualmente se distribuyen desde el norte de Suramérica y el Caribe hasta Chile.

El registro fósil de la familia Teiidae en Suramérica está restringido al Cenozoico. Los restos más antiguos han sido encontrados en el Mioceno inferior de Argentina y Mioceno medio de Colombia (Grupo Honda), Perú (formación Pebas de la zona amazónica de Perú) y Mioceno superior de Brasil (formación Solimões situada en el río Purus)).

P. colombiana, se encuentra cercanamente emparentado con los denominados “lagartos caimán” que incluye los modernos géneros Dracaena y Tupinambis, grandes lagartos principalmente carnívoros que habitan zonas pantanosas tropicales.

P. colombiana es el grupo hermano primitivo del actual Dracaena guianensis que puede alcanzar los 120 cm de longitud, tiene su dorso cubierto de osteodermos y se caracteriza por tener una coloración verdosa mientras que su cabeza es de color rojizo, su dieta se basa principalmente de caracoles y debemos recalcar que es una especie amenazada por la caza y por la destrucción de su medio ambiente. 


Cráneo de P. colombiana, IGM-251105. A y B vistas laterales, C vista dorsal. Escala 1 cm (Tomado de Vertebrate Paleontology in the Neotropics: The Miocene Fauna of La Venta, Colombia (R. Kay, R. H. Madden, R. L. Cifelli y J. J. Flynn, eds.). Smithsonian Institution)

Los restos hallados de P. colombiana, se basan en un cráneo casi completo y un esqueleto parcial compuesto por restos de vértebras, húmeros, huesos de la cadera (ilíaco, isquion y pubis), tibia, metacarpos y falanges.


Cráneo de D. guianensis

Su morfología es distinta y más primitiva que la de Dracaena

Sus características más distintivas habrían sido un mayor número de dientes, una morfología de reemplazo dental distinta y la expansión de los dientes traseros, de forma molariforme, además de un segundo y tercer diente en la zona anterior de la mandíbula similares a caninos, estos rasgos permiten concluir que tenía una dentición heterodonta, a diferencia de muchos tipos de reptiles modernos.

P. colombiana habría sido de mayor tamaño, solo el cráneo hallado mide cerca de 10 cm, pero también comparte varios rasgos comunes con D. guianensis entre los que destacan dientes molariformes grandes.

Tupinambis

Con anterioridad se describía el taxón Tupinambis huilensis como una especie Teiidae diferente, pero estudios posteriores demostraron que realmente se trata de un sinónimo de Paradracaena colombiana., ya que los restos previamente identificados como T. huilensis en realidad corresponden a un ejemplar joven de P. colombiana


Cráneo incompleto de Tupinambis, IGM-184037. A vista dorsal, B vista ventral, C vista lateral derecha. Escala 5 mm (Tomado de Vertebrate Paleontology in the Neotropics: The Miocene Fauna of La Venta, Colombia (R. Kay, R. H. Madden, R. L. Cifelli y J. J. Flynn, eds.). Smithsonian Institution)


Un solo espécimen de lagarto fósil del Grupo Honda, identificado con el número IGM-184037 es asignado con cierto grado de certeza al género Tupinambis, las dudas surgen debido a que se trata de un ejemplar juvenil, por lo que sus afinidades con el moderno género Tupinambis no están del todo claras.


Tupinambis


Como nota final debemos anotar que los dientes molariformes de Dracaena y Paradracaena presentan un mayor desarrollo que los de Tupinambis, es de destacar que están muy agrandados y aplanados con forma de placas. Esta morfología está asociada a una dieta malacófaga (moluscos).



Referencias Web


Richard F. Kay , Richard H. Madden, Richard L. Cifelli, John J. Flynn. Vertebrate Paleontology in the Neotropics: The Miocene Fauna of La Venta, Colombia”.  Smithsonian Institution Press, Washington, D.C. (1997)

Pujos, F.; Albino, A.M.; Baby, P. & Guyot, J.L. (2009). “Presence of the extinct lizard Paradracaena (Teiidae) in the Middle Miocene of the Peruvian Amazon”. Journal of Vertebrate Paleontology, 29(2):594-598

Hsiou, A.S., A.M. Albino and J. Ferigolo (2009). “First Lizard Remains (Teiidae) from the Miocene of Brazil (Solimoes Formation)”. Rev.bras.paleontol., 12(3). 


Créditos fotografías 



Wikipedia (www.wikipedia.org

Todas las imágenes y fotografías aquí publicadas son propiedad de sus respectivos autores.






 
Print Friendly and PDF

2 comentarios:

  1. Hola amigo. ¿Podrías subir información sobre el langstonia huilensis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, efectivamente es una de las especies sobre las que tengo información para publicar en el Blog así como de las demás especies pertenecientes a la fauna de La Venta, en cuanto tenga tiempo subiré tu petición,

      Saludos y gracias por visitarnos.

      Eliminar