martes, 5 de julio de 2011

Y que leyes protegen el Patrimonio Paleontológico en Colombia?

Uno de los temas que más preocupa a las personas que de una u otra manera contribuimos a la divulgación e investigación del patrimonio paleontológico en Colombia es la falta de normatividad y leyes que protejan dicho patrimonio, ¿porque permiten nuestras instituciones que nuestros especimenes fósiles salgan del pais y nunca regresen?,  porque nunca se han reclamado las colecciones fósiles que estan en la UCMP - Museo de Paleontologia de la Universidad de California ?, o porqué no se protejen nuestros yacimientos de personas sin escrúpulos que se llevan los fósiles a sus casas privandonos de un conocimiento mayor de nuestro patrimonio?
Estoy totalmente deacuerdo en que si en Colombia no hay medios para su estudio, los fósiles sean estudiados en laboratorios y universidades de otros paises pero SIEMPRE con el compromiso que dichos fósiles regresen a nuestro pais.

A continuación quiero divulgar un articulo muy interesante publicado por UNperidodico, publicación de la Universidad Nacional de Colombia.

Colombia sin normatividad de patrimonio paleontológico

Tras el hallazgo de la serpiente más grande del mundo, que vivió en territorio colombiano hace más de 60 millones de años, muchos se preguntan cómo, por qué y con el permiso de quién salió este espécimen del país. Estos interrogantes revivieron el tema de la inexistencia de una normatividad específica para el manejo del patrimonio paleontológico en Colombia.
El pasado 4 de febrero Colombia figuró en los grandes titulares de la prensa mundial. Todo por cuenta del fósil prehistórico de la serpiente Titanoboa, encontrado en una mina de carbón en el Cerrejón. 
El hallazgo despertó el interés de muchos, especialmente de los expertos de la Paleontología en Colombia que en un abrir y cerrar de ojos vieron cómo los restos de la serpiente salieron del país para ser estudiados en Estados Unidos. ¿Cómo salió la serpiente, por qué no se estudia aquí?, son algunos de los interrogantes que pusieron en evidencia la falta de una normatividad específica para el manejo del patrimonio paleontológico en Colombia.

“Existen unas reglas generales que abarcan todo el Patrimonio Cultural Nacional, contempladas en la Ley 397 de 1997, llamada Ley de la Cultura, y su más reciente modificación la Ley 1185 de 2008, en la que mencionan el patrimonio paleontológico, pero el manejo de los fósiles no está explícito”, explica María Euridice Páramo Fonseca, profesora asociada del departamento de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia.
José Enrique Arenas, geólogo de la UN y Director del Museo Geológico Nacional de Ingeominas, explica que la actual normatividad deja vacíos legales respecto al manejo y custodia del patrimonio paleontológico. Arenas también explica que éste no debe recibir el mismo tratamiento que el patrimonio arqueológico. La concepción del Patrimonio Paleontológico como un bien cultural de la Nación, es sencillamente una concepción artificial de lo que realmente –en materia patrimonial– son los fósiles.
Los restos paleontológicos son parte de los recursos naturales no renovables del país, son patrimonio natural de la Nación. Por esta razón las actividades adelantadas en materia de custodia y salvaguarda del patrimonio paleontológico por Ingeominas son completamente legítimas, puesto que se encuentran en completa concordancia con la administración y regulación de los recursos naturales no renovables que el Estado ha confiado al Ministerio de Minas y Energía.

Los descubrimientos paleontológicos deben informarse a Ingeominas, que ejecutará acciones para prospectar y evaluar el hallazgo determinando su valor científico y, para rescatar, curar, preservar y custodiar de los restos, ya sea que éstos se alberguen en el Museo Geológico Nacional o en una colección reconocida oficialmente. En determinadas circunstancias autorizará a personas naturales a conservarlos, previo registro de su existencia. La ausencia de una normatividad legal no ha permitido un registro nacional oficial de fósiles.
¿Dónde está Titanoboa cerrejonensis?

Los restos de Titanoboa cerrejonensis fueron llevados al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, con sede en Panamá y a la Universidad Internacional de La Florida, Estados Unidos.

“Todos los años vamos a Colombia, hacemos colecciones, sacamos material y la mayoría han sido estudiados acá por colombianos que han pasado por el Instituto en los últimos seis años, porque hacer esos estudios cuesta mucho dinero y en Colombia los recursos para hacer paleontología son escasos”, aseguró Carlos Jaramillo, egresado de la Universidad Nacional de Colombia y quien se desempeña como Director de Paleontología del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en Panamá.
Cuenta el colombiano que se llevó los fósiles porque es más fácil estudiarlos allá, pues hay que hacer comparaciones con otros especímenes, estar transportándolos implica costos muy altos y también se debe evitar moverlos porque se deterioran. El Instituto Smithsonian fabricará unos moldes de cada pieza de la serpiente, para conservar una copia idéntica del fósil para estudio y el original regresará a Ingeominas en tres años.

Colombia cruda en curación

El geólogo Jaramillo dice que muchos fósiles del Cerrejón tienen microfracturas, están llenos de piritas las cuales se van oxidando y las fracturas pequeñas se van aumentando, lo cual desintegra el fósil. Es por eso  que se necesita un proceso de curación. “Este proceso debe hacerlo personal experto. Los curadores son profesionales que tienen PhD en Paleontología y llevan haciéndolo por años. En Colombia no existe la tecnología ni el personal con esa experiencia”.
Comentó el experto que hay dos opciones para realizar el proceso de curación y una es proceder a empacar al vacío para que seque completamente el oxígeno que hay dentro de los fósiles y la otra es inyectar una serie de resinas que lo mantendrían por mucho tiempo, porque la idea es que los fósiles perduren por cien o doscientos años.
La profesora Páramo coincide en que en Colombia no es fácil limpiar los fósiles, el proceso exige técnicas muy especiales. Es un reto que se propuso en avanzar en un doctorado en vertebrados y crear el Instituto Paleontológico en la Universidad.

Otros paraísos colombianos

En Colombia existen verdaderos paraísos paleontológicos pero que no han sido explorados porque se necesitan muchos expertos. El profesor Jaramillo dice que “es un trabajo y esfuerzo de mucha gente colectando”.

La profesora Páramo comenta que existen varios yacimientos. En la Floresta, Boyacá, existen rocas muy ricas en fósiles de invertebrados, flora y algunos vertebrados. Villa de Leyva es reconocido por el hallazgo de grandes reptiles marinos de gran tamaño (también hallados en las capas extendidas por toda la cordillera oriental).
Los profesores Páramo y Jaramillo concuerdan en que el Desierto de La Tatacoa, en el departamento del Huila, posee una riqueza excepcional en vertebrados terrestres y pantanosos. La profesora Páramo comentó que cronológicamente, antes del Desierto de La Tatacoa aparece el Cerrejón, con restos de fauna de pantano como cocodrilos, tortugas y  la gran boa.
“El Cerrejón es la mina más grande abierta del mundo, es un hueco gigantesco en la tierra donde existen estos fósiles, donde se han realizado unas 10 a 15 tesis de doctorado en los últimos 100 años, la diferencia en el esfuerzo de colección es gigantesca. Colombia está prácticamente inexplorada en términos paleontológicos, hay mucho fósil y poca gente que los estudie”, concluyó Jaramillo.

¿Cómo salen  los fósiles del país?

Todo resto paleontológico que sale del país debe hacerlo con autorización explícita de Ingeominas, previo el cumplimiento de varios requisitos y la formalización del compromiso de retornar las piezas a Colombia.

Para el caso de la serpiente Titanoboa, el profesor Jaramillo presentó una solicitud al Instituto que contiene la catalogación de los fósiles, la cantidad a sacar, las etiquetas de cada una de las piezas, el tiempo que va a permanecer por fuera así como el compromiso de devolución y dar crédito a Ingeominas frente a las publicaciones que se generen de estos fósiles.
Ante la preocupación por parte de algunos especialistas colombianos, el geólogo Arenas explica que hay que reconocer que falta trabajar mucho para incentivar y promover el trabajo de expertos colombianos en el estudio de fósiles. Aclara, que no solo los extranjeros trabajan en Paleontología, también hay científicos colombianos que realizan sus estudios de postgrado, donde estas piezas constituyen su material de trabajo.

Proyecto de Ley

La Universidad Nacional e Ingeominas tienen especialistas en Paleontología que trabajan en la formulación de un texto de ley para manejar este patrimonio. La Sociedad Colombiana de Geología también se encuentra adelantando una propuesta judicial.

“La aprobación de leyes debe seguir su camino por instancias políticas, pero nosotros como especialistas estamos comprometidos no solo con nuestra conciencia profesional, sino inclusive documentalmente”, aseguró la profesora Nadejda Tchegliakova, docente del Departamento de Geociencias y Directora de la Oficina de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales de la Universidad Nacional de Colombia.
El objetivo principal de esta norma, que ya tiene un texto básico, es custodiar y salvaguardar específicamente el patrimonio paleontológico del país, definir las acciones, la regulación, los códigos de ética y las sanciones disciplinarias. “Nuestro ideal es que la ley se promulgue este año”, concluyó Páramo. 

Referencia Web 

Elizabeth Vera Martínez. Colombia sin normatividad de patrimonio paleontológico. UN Periódico - Universidad Nacional, 8 de marzo de 2009 (http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/colombia-sin-normatividad-de-patrimonio-paleontologico.html)  [Última consulta 05.07.2011

 La Ley que actualmente se encarga de proteger el patrimonio paleontológico colombiano es la Ley 1185 de 2008, y que modificó la Ley397 de 1997. 


Un claro ejemplo del vacío legal en esta materia, lo podemos encontrar en esta noticia del año 2007, donde la SIJIN incauta en Villa de Leyva,  piezas que eran comercializadas sin ningún tipo de control y a la vista de todos, pero como con este tipo de delitos hay un vacío legal, todo se queda en una sanción administrativa, por lo que las personas que se dedican al tráfico de fósiles, pueden seguir haciéndolo sin ningún control.

Vendían en Villa de Leiva artesanías de más de 400 millones de años a.c.

Las autoridades descubrieron en Villa de Leiva un local en el que vendían en 800.000 piezas arqueológicas fechadas 416 millones de años antes de Cristo.
La Dijin, tras varios meses de seguimiento, llegó hasta la tienda de artesanías en la que se vendían partes de animales prehistóricos entre 800.000 y 5.000.000 de pesos.
La Jefe de la unidad de patrimonio de la Dijin, Teniente Erika Correa, afirmó que se alcanzaron a recuperar 400 piezas y se estableció que tenían un Pez prehistórico que pretendían vender en 10'000.000 de pesos, del que sólo pueden encontrarse dos de esos ejemplares en el mundo.
Las personas que tenían en su poder esas valiosas piezas quedaron en libertad pues ese delito no está tipificado y sólo quedan vinculados a procesos administrativos.

Las piezas fueron dejadas a disposición del museo "El Fósil".

Referencia Web 

Vendían en Villa de Leiva artesanías de más de 400 millones de años a.c. Noticias Caracol, 27 de noviembre de 2007 (http://www.caracol.com.co/noticias/judiciales/vendian-en-villa-de-leiva-artesanias-de-mas-de-400-millones-de-anos-ac/20071127/nota/512236.aspx)  [Última consulta 05.07.2011]
 



Video El tiempo / Citytv TV. 2007

Todas las imágenes, fotografías y vídeos aquí publicados son propiedad de sus respectivos autores.







5 comentarios:

  1. En los post que he comentado siempre he dejado la duda acerca de los fósiles extraidos del país, me alegra mucho que el compañero elabore un post relacionado a este problema y creo que vamos a cambiar las cosas, aunque este blog solo tenga dos personas seguidoras, yo se que nos encargaremos de crear conciencia en los geologos, paleontologos y demás personas de la sociedad que consideran entre sus planes el desarrollo de Colombia como una nación de ciencia e investigación. Gracias compañero. Helbert

    ResponderEliminar
  2. Espero que ese proyecto pase, pues si ya Colombia tiene deficiencias en cuanto a la normatividad en minería (¡que son riquezas de la nación!) no me imagino los vacíos en cuanto al patrimonio paleontológico, aunque tengo entendido que según la Constitución del 91, todo patrimonio del subsuelo, tanto arqueológico como paleontológico, pertenece a la nación, pero me parece que más allá de eso no hay mucho diente para atacar el contrabando de patrimonio.

    Y por cierto, como parte del público interesado en esos temas y que normalmente las busca en blogs de otros lares, espero que puedan mantener este proyecto y seguir aportando contenido... recuerdo que hay otro blog de paleontología colombiana llamado el Pantano del Purussaurus (tal vez lo conozcan) pero infortunadamente su autor no ha podido seguir dedicándose a él.

    Atentamente, Julián

    ResponderEliminar
  3. Deseo ser paleontologo, me entristece saber que sea un campo de estudios, que se vea tan limitado por todos estos factores, se que el estado no se preocupa mucho por estas cosas, a duras penas se preocupan por el patrimonio arqueologico, ojala estas cosas cambien.

    ResponderEliminar
  4. En muchas ocasiones he visitado Villa de Leyva y los Santanderes, donde he podido adquirir en el mercado piezas de tortuga fosilizadas, quisiera saber si he cometido un delito, y si debo de devolver o retornar esas piezas a alguna entidad u organización. Si es así, sería bueno que las autoridades decomisaran todas las piezas que venden en esos sitios, que son públicos o privados, pero donde se pueden adquirir a precios módicos, o altísimos, dependiendo del tipo de fósil y su conservación. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alvaro, efectivamente el patrimonio arqueológico y paleontológico del país está protegido por la Constitución Política de Colombia y la Ley 1185 de 2008 la cual conserva e integra el patrimonio cultural de la Nación. Es triste saber que no se controlan este tipo de puestos que comentas, en los que se comercializa con un bien que es de todos los colombianos, lo ideal sería que esas piezas estuvieran en algún museo o en alguna entidad que se encargara de su estudio, por eso mi consejo es entregar laspiezas a alguna entidad como el CIP de Villa de leyva, o al Museo Geologico Jose Royo de Bogotá.

      Saludos.

      Eliminar

Peces devónicos de Colombia, diversidad en los mares y ríos de hace 410- 355 millones de años.

Cada período en el que se divide la historia geológica de nuestro planeta nos cuenta un capítulo importante en la evolución de la vida, y ...