domingo, 12 de junio de 2011

El Cerrrejón, un bosque tropical de hace 60 millones de años

En este post, nos hacemos eco de un artículo publicado en la Web de la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (dycit.com) sobre el orígen de los bosques tropicales actuales. Investigación realizada por un equipo de científicos del Smithsonian, encabezado por el Dr. Carlos Jaramillo, y que nos hablan de como era el hogar de nuestra célebre Titanoboa cerrejonensis, y de otros reptiles gigantes hace 60 millones de años,

Investigadores encuentran la primera evidencia fósil de un bosque húmedo neotropical

La Titanoboa cerrejonensis , la serpiente mas grande de la que se tenga conocimiento, vivió en ese bosque hace unos 60 millones de años.


Esta composición hecha por los investigadores que encontraron las primeras evidencias de un bosque netropical en la mina de carbón de Cerrejón, Colombia, muestra que las familias de plantas que formaron el primer bosque netropical hace 60 millones de años, son las mismas familias que sobreviven hoy en día
 
STRI/EA/DICYT Un grupo de investigadores que trabajan en la mina de carbón de Cerrejón, al norte de Colombia, han desenterrado la primera evidencia fósil de un bosque húmedo neotropical, en el que la temperatura era de tres a cinco grados centígrados más alta de las que se registran hoy en día en los bosques tropicales. Los resultados del estudio, que se publica esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), constituyen una nueva prueba de que los bosques húmedos se desarrollaron en periodos más cálidos y podrían arrojar pistas sobre el impacto que tendría el calentamiento global en estas áreas, así como ayudar a comprender mejor las interacciones del bosque moderno.

"Los bosques húmedos neotropicales modernos, con sus palmas y diversidad espectacular de plantas con flores, parecen haber aparecido en el Paleoceno poco después de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años", señala Carlos Jaramillo, investigador del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) y uno de los autores del estudio. "La evidencia del polen nos dice que, antes de esa extinción masiva, los bosques eran muy diferentes de los bosques húmedos registrados en los fósiles de Cerrejón. Allí hemos encontrado nuevas familias de plantas, hojas grandes y de margen redondeado y una estructura del bosque escalonada en tres: suelo, arbustos de sotobosque y dosel alto".

Jaramillo formó parte de la expedición de científicos que entre 2005 y 2008 encontró, también en la mina de Cerrejón, los restos de 27 individuos de una criatura que les dejaría totalmente sorprendidos. En honor a su tamaño y al lugar en el que descansaban sus restos fósiles, los investigadores la llamaron Titanoboa cerrejonensis, una serpiente que con 13 metros de largo y un peso de 1135 kilogramos, es, hasta donde se sabe, la boa más grande que ha habitado el planeta (Nature, 5 de febrero de 2009).

La primera conclusión de aquel descubrimiento es que hace 60 millones la temperatura del bosque tropical debía ser muy distinta –algunos grados más alta– a la de hoy, si éste era capaz de albergar a una criatura de las proporciones de la Titanoboa cerrejonensis.

Paleontólogos desentierran fósiles de animales y plantas en la mina de carbón de Cerrejón, al norte de Colombia.

Organismos más grandes, menos diversidad

Históricamente han faltado sitios con rocas bien expuestas y el esfuerzo continuo de paleontólogos dedicados a entender la evolución del bosque húmedo neotropical, uno de los lugares más ricos del planeta en cuanto a vida animal y vegetal

"La operación minera en Cerrejón es la primera ventana que tenemos para ver hacia atrás en el tiempo y con claridad la época del Paleoceno, cuando el bosque húmedo neotropical apenas estaba apareciendo", dice Scott Wing, paleontólogo del Museo Nacional de Historia Natural de la Institución Smithsonian.

Algunas de las más de 2,000 hojas fósiles encontradas, incluyendo hojas compuestas y frutos de la familia del frijol, así como hojas de la familia de los hibiscus, están entre las evidencias más antiguas y confiables de estos grupos. El nacimiento del bosque neotropical también fue la primera vez que las familias Aráceas, Arecaceae, Fabaceae, Lauraceae, Malvaceae y Menispermaceae, todavía comunes en el bosque húmedo neotropical, estuvieron presentes todas juntas.

S. Joseph Wright, científico del STRI, indica que, hoy día, todas las áreas del mundo con una temperatura promedio anual mayor a 28 grados centígrados son demasiado secas para albergar bosques húmedos tropicales. Si las temperaturas tropicales aumentan tres grados centígrados al final de este siglo, como predice el informe de 2007 del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, "vamos a tener un clima muy caliente y muy húmedo. ¿Cómo responderán las especies del bosques a este clima? No lo sabemos", dice Wright.

Basándose en la forma de las hojas y el tamaño de un animal de sangre fría como la Titanoboa, los investigadores estiman que el bosque húmedo descubierto en Cerrejón debió existir a temperaturas de entre 30 y 32 grados centígrados, y debía tener una precipitación pluvial que excedía los 2500 mm al año.

No obstante, el bosque húmedo donde vivió la Titanoboa no fue tan diverso como el bosque húmedo actual. Las comparaciones de la diversidad de esta flora fósil con la diversidad florística moderna en el Amazonas y con la diversidad del polen de otros bosques húmedos del Paleoceno, revelan que hay menos especies en Cerrajón de lo que uno podría esperar. El daño causado por insectos a las hojas indica que éstas podrían haber sido el alimento de herbívoros con una dieta bastante general, a diferencia de los bosque tropicales modernos, donde hay muchos más insectos especializados.

"Nos sorprendió la baja diversidad vegetal de este bosque húmedo. O estamos ante un nuevo tipo de comunidad vegetal que aún no había tenido tiempo de diversificarse, o este bosque estaba aún recuperándose de los eventos que causaron la extinción en masa hace 65 millones de años", dice Scott Wing. "Nuestros próximos pasos serán recolectar y analizar más sitios de la misma edad en otras partes de Colombia para ver si los patrones de Cerrejón se mantienen, y estudiar sitios adicionales que abarcan la extinción masiva del Cretáceo, para entender del todo cómo se desarrollaron las fenomenales interacciones que caracterizan al bosque húmedo moderno". 

Referencias bibliográficas

Jaramillo C. Historia geológica del bosque húmedo neotropical. Rev. Acad. Colomb. Cienc. 36 (138): xxx-xxx, 2012. ISSN 0370-3908

Referencia Web 

Investigadores encuentran la primera evidencia fósil de un bosque húmedo neotropical. Agencia Iberoamericana para la difusión de la ciencia y la tecnología. STRI / EA / DICYT. 14 de octubre de 2009 (http://www.dicyt.com/noticias/investigadores-encuentran-la-primera-evidencia-fosil-de-un-bosque-humedo-neotropical)  [Última consulta 12.06.2011]


Todas las imágenes y fotografías aquí publicadas son propiedad de sus respectivos autores.



  

Titanoboa cerrejonensis, la serpiente más grande de la historia

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Boidae
Subfamilia: Boinae
Genero: Titanoboa
Especie: T. cerrejonensis

Reconstrucción del esqueleto de T. cerrejonensis. en el lugar donde fue descubierta., (imágen sacada del documental Titanoboa: Monster Snake) -click para ampliar-

Etimologia: Titanoboa cerrejonensis (colosal boa del Cerrejón)
Sin lugar a dudas el más espectacular hallazgo de una especie fósil realizado en nuestro pais, y el que coloco a Colombia en el mapa de la paleontología mundial. Basándose en estudios de anatomía comparada, la serpiente fósil más grande  jamás encontrada media entre 13 y 14 metros de longitud, y pesaba aproximadamente 1.145 kilos, unas 1,2 toneladas.

Comparación entre T. Cerrejonensis y anaconda actual, comparese el tamaño de las vertebras.

Titanoboa cerrejonensis es una especie extinta de serpiente perteneciente a la familia de los boidos y es la serpiente más grande encontrada hasta la actualidad.

Descripción y hábitat:
Titanoboa vivió hace unos 60 millones de años donde se sitúa la actual Colombia según un estudio de la Universidad de Toronto Canadá.

Se le ha dado el nombre de Titanoboa cerrejonensis por su tamaño y por la mina de carbón del  Cerrejón, una de las minas abiertas más grandes del mundo, en el Departamento de  La Guajira, ,Colombia. A través de un estudio comparado de sus vértebras, se estima que la serpiente medía de 13 a 14 metros de longitud y un peso aproximado de 1,25 toneladas. En el Cerrejón también fueron hallados esqueletos de tortugas gigantes y de cocodrilos  que pudieron ser devorados por el enorme ofidio. Como la mayoría de serpientes, podía también nadar y cazar en el agua.

Importancia del hallazgo para estudios sobre el clima:

El tamaño del reptil es muy importante, ya que la dimensión de las serpientes, como animales de sangre fría, dependen de la temperatura de su hábitat. Por su tamaño, Titanoboa necesitó una temperatura media anual de entre 30 y 34 grados centígrados para sobrevivir, 6 grados más de la temperatura media actual en la ciudad de Cartagena, que es de 28 grados. Estos datos pondrían en entredicho la idea de que la vegetación tropical podría desaparecer a temperaturas más elevadas.


 Reconstrucción de T. cerrejonensis., efectuada por el Smithsonian.

Otros datos relevantes:

Nunca se habían encontrado en la zona ecuatorial de Suramérica fósiles de vertebrados tan antiguos, por la densidad de la selva y por el deterioro provocado por las altas temperaturas y la humedad. Esta nueva especie ha permitido conocer mejor la historia de las serpientes y el clima en los trópicos americanos en un periodo en que estaban empezando a evolucionar nuevos seres vivos.

El equipo científico:


Al frente del equipo que hizo el descubrimiento estaban Carlos Jaramillo, científico del Smithsonian Tropical Research Institute en Panamá y Jonathan Bloch, conservador del Museo de Historia Natura de Florida de la Universidad de Florida, (EEUU).
Científicos e Instituciones que participaron:
Jason J. Head, University of Toronto.
Jonathan I. Bloch, University of Florida, Gainesville.
Alexander K. Hastings, University of Florida, Gainesville.
Jason R. Bourke, University of Florida, Gainesville.
Edwin A. Cadena, Smithsonian Tropical Research Institute; University of Florida, Gainesville.
Fabiany A. Herrera, Smithsonian Tropical Research Institute; University of Florida, Gainesville
David Polly, Indiana University, Bloomington.
Carlos A. Jaramillo, Smithsonian Tropical Research Institute. 

Referencia Web

Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Titanoboa)  [Última consulta 12.06.2011]


La serpiente más grande vivió hace 60 millones de años en Colombia y era tan larga como un autobús. 

Los restos fósiles del reptil arrojan luz sobre la evolución del clima


La serpiente más grande jamás encontrada vivió hace 60 millones de años en Colombia, según un estudio de la Universidad de Toronto en Mississauga (Canadá) que se publica esta semana en la revista Nature. Bautizada Titanoboa Cerrejonensis por su tamaño y por la mina de carbón de Cerrejón donde fue encontrada hace unos dos años, la criatura medía más de 13 metros de largo y pesaba 1,25 toneladas, según los paleontólogos que analizaron los restos fósiles. "Es la mayor serpiente que ha conocido el mundo", ha afirmado Jason Head, de la Universidad de Toronto-Mississauga, autor principal de la investigación y miembro del equipo internacional que estudió las vértebras del animal. Head ha comparado la longitud del reptil con la de un autobús y ha dicho que su cuerpo era tan ancho que no cabría sin contraerse por la puerta de una habitación.

"El descubrimiento nos da una visión única e importante del pasado", ha señalado Jonathan Bloch, de la Universidad de Florida, quien dirigió la expedición a Colombia junto a Carlos Jaramillo, del instituto Smithsonian de investigación tropical de Panamá. "La serpiente que intentó devorar a Jennifer López en la película Anaconda no era tan grande como ésta", según Bloch, quien ha explicado que el fósil data de la época del Paleoceno, un periodo de 10 millones de años que siguió a la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años.
El tamaño del reptil es revelador porque la dimensión de las serpientes y de otros animales de sangre fría depende de la temperatura de su hábitat.

Head y Bloch calculan que, por su tamaño, la Titanoboa necesitó una temperatura media anual de entre 30 y 34 grados centígrados para sobrevivir, hasta 6 grados más que la temperatura media hoy en la ciudad costera colombiana de Cartagena (28 grados).

Carlos Jaramillo ha explicado que los científicos saben por los fósiles de plantas halladas allí que la zona de Cerrejón, que hoy es árida, fue un bosque tropical en el período del Paleoceno del que data la Titanoboa. "En el Paleoceno los niveles de CO2 en la atmósfera eran el doble de los existentes en la actualidad y la selva tropical sobrevivía a 32 grados, cinco más que los que se registran ahora en esos bosques", ha señalado el botánico, quien ha destacado las implicaciones de este descubrimiento en la comprensión de la evolución del clima.
Según los autores del estudio, estos datos pondrían en entredicho la idea de que la vegetación tropical podría desaparecer a temperaturas más elevadas como las que se auguran para los próximos siglos.


Referencia Web 

La serpiente más grande vivió hace 60 millones de años en Colombia ye ra tan larga como un autobus. Periódico El País / EFE. Madrid 04 de febrero de 2009. (http://sociedad.elpais.com/sociedad/2009/02/04/actualidad/1233702009_850215.html)  [Última consulta 12.06.2011]



Comparación de vertebra de anaconda actual (izquierda), con una vertebra de T. cerrejonensis (derecha)

Hallan en Colombia fósil de la serpiente más grande del mundo

NUEVA YORK (AP) _ Por encima de las más ambiciosas fantasías de Hollywood, un grupo de científicos halló los restos fósiles de la mayor serpiente del mundo: un animal de 13 a 14 metros (42 a 45 pies) de largo y más de 1.145 kilogramos (2.500 libras) de peso.

"Este ser pesa más que un bisonte y es más largo que un autobús urbano", observó el experto Jack Conrad del Museo Estadounidense de Historia Natural en Nueva York, que está familiarizado con el hallazgo.

"Fácilmente podía comerse algo del tamaño de una vaca. Un ser humano sería presa fácil", dijo el paleontólogo Jason Head, de la Universidad de Toronto en Missisauga. "Si tratase de entrar en mi oficina para comerme, tendría dificultades para colarse por la puerta". La bestia probablemente se alimentaba de los antepasados de los cocodrilos en un bosque hace 58 a 60 millones de años, agregó. 
Head es el autor principal de un informe sobre el hallazgo que publica la revista Nature en su edición del jueves. La misma edición presenta otro informe significativo: un grupo de científicos dijo haber hallado la más antigua evidencia de vida animal, vestigios de esteroides producidos por esponjas hace más de 635 millones de años en Omán.

Los descubridores de la serpiente la bautizaron Titanoboa cerrejonensis, que significa "boa colosal de Cerrejón", por la región donde fue hallada.


Reconstrucción de Titanoboa cerrejonensis, en la misma podemos apreciar al pequeño cocodrilo Cerrejonisuchus improcerus, y a la tortuga Cerrejonemys wayuunaiki compartiendo hábitat durante el paleoceno tardio, en lo que era la peninsula de la Guajira hace 55 millones de años.

Carlos Jaramillo, un geólogo colombiano que trabaja en la sección de estudios tropicales del Instituto Smithsonian, con sede en Washington, y que ayudó en el descubrimiento, explicó que la Titanoboa fue descubierta en el 2004 en una mina de carbón a cielo abierto en Cerrejón, en el departamento colombiano de Guajira y a unos 770 kilómetros al norte de Bogotá.

Explicó que desde hace seis años realizan investigaciones, en parte patrocinadas por el Smithsonian, en la mina para buscar fósiles de distintos tipos, desde hojas y frutas hasta cocodrilos.

El interés de hacer investigaciones en la mina es porque "es una ventana a cómo funcionaron los trópicos hace millones de años. Para nosotros es una mina de oro, no una mina de carbón. Es increíble", dijo Jaramillo desde Panamá, donde funciona su departamento de estudios tropicales.

Una vez descubierto, el fósil de la serpiente _específicamente sus vertebras_ fue enviado primero al Smithsonian en Panamá y después al Museo de Ciencias Naturales de Florida, de la Universidad de la Florida, para limpiarlo y analizarlo hasta que finalmente se determinó que era el mayor descubierto hasta ahora.

Jaramillo aseguró que el fósil volverá a Colombia en el 2011 y quedará a cargo del Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas), un organismo oficial que ayudó a conseguir los permisos para sacar a la Titanoboa fuera del país y hacerle estudios.

Aunque relacionada con la moderna boa constrictora, se comportaba más como una anaconda y pasaba todo el tiempo en el agua, dijo Head. Podía deslizarse sobre tierra y también nadar.

Conrad, que no participó en el descubrimiento, calificó el hallazgo de "increíble... supera todo lo imaginable sobre el tamaño de las serpientes".


La fosa conocida como La Puente, en la mina de Cerrejón, Colombia, es el lugar donde se encontraron los fósiles de la boa gigante.

La Titanoboa supera el récord para la longitud de una serpiente en 3,35 metros (11 pies), sobrepasando a una criatura que vivió hace unos 40 millones de años en Egipto, precisó Head. Entre las serpientes actuales, la mayor registrada es una pitón de 9,14 metros (30 pies) de largo, que a su vez mide de 3,70 a 4,60 metros (12 a 15 pies) menos que la típica Titanoboa, dijo Jonathan Bloch, coautor del estudio.

La bestia salió a luz a principios del 2007 en el Museo de Ciencias Naturales de Florida, en Gainesville, de la Universidad de la Florida. Cuando llegaron los huesos que habían sido exhumados en la mina de carbón colombiana, dijo Bloch, curador de paleontología de vertebrados en el museo, los estudiantes avanzados que los desempacaron "se dieron cuenta que estaban viendo los huesos de una serpiente realmente grande".

Enseguida los compararon con el esqueleto de una anaconda de 5,20 metros (17 pies).

Hasta ahora los expertos han hallado unos 180 fósiles provenientes de dos docenas de serpientes, y esperan regresar a Colombia para hallar partes del cráneo, dijo Bloch.

El tamaño de la Titanoboa da indicios sobre su ambiente. El tamaño de una serpiente está relacionado con el calor de su hábitat. Los fósiles sugieren que las temperaturas ecuatoriales en esa época eran significativamente más elevadas que las actuales, durante una época en la que todo el mundo era más caluroso. De modo que las temperaturas ecuatoriales al parecer subieron junto con los niveles globales, en contraste con la hipótesis contraria de que no aumentaron mucho, señaló Head.

El hecho sugiere que las regiones ecuatoriales se calientan junto con el planeta, agregó.

Pero agregó que "no tendremos serpientes gigantescas porque estamos eliminando la mayoría de sus hábitats mediante el desarrollo y la deforestación" en las regiones ecuatoriales, agregó.



Referencia Web

Sara Rafsky & Vivian Sequera. Hallan en Colombia fósil de la serpiente más grande del mundo. Revista Semana / The Associated Press / AP. New york / Bogotá. 05 de febrero de 2009 (http://www.semana.com/nacion/regionales/articulo/hallan-colombia-fosil-serpiente-mas-grande-del-mundo/99842-3)  [Última consulta 12.06.2011]

A continuación compartimos los videos que hacen referencia al hallazgo, hemos puesto el original en ingles, y el emitido por Noticias Caracol 
N.A. Es una lástima que la presentadora no se hubiera esforzado por aprenderse el nombre y pronunciarlo correctamente 

video



video



En el Post "Titanoboa: El Documental", se encuentran los enlaces para ver el documental del Smithsonian, “Titanoboa Monster Snake”

Otras referencias

Roberta Kwok. Scientist find world’s biggest snake. Nature International Weekly Journal of Science.  04 de febrero de 2009. (http://www.nature.com/news/2009/090204/full/news.2009.80.html) [Última consulta 12.06.2011]

John Roach. Biggest Snake discovered; Was longer Than a Bus. National Geographic News.  04 de febrero de 2009. (http://news.nationalgeographic.com/news/2009/02/090204-biggest-snake-fossil.html)   [Última consulta 12.06.2011]



Todas las imágenes, fotografías y vídeos aquí publicados son propiedad de sus respectivos autores.


 





Peces devónicos de Colombia, diversidad en los mares y ríos de hace 410- 355 millones de años.

Cada período en el que se divide la historia geológica de nuestro planeta nos cuenta un capítulo importante en la evolución de la vida, y ...